Estatua del Caballero de París

Inicio > La Habana > Estatua del Caballero de París

La Estatua del Caballero de París se encuentra en la acera a unos pasos de la entrada de la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, rinde homenaje a uno de los personajes más conocidos y emplematicos que circularon por toda la ciudad de la Habana. Es una obra realizada en bronce por el artista santiaguero José Villa Somerón.
La Estatua del Caballero de París es de gran popularidad por los visitantes locales y extranjeros que visitan el Centro Histórico de la Capital Cubana, quienes toman su mano, tocar su barba o se hacen una fotografía junto a él.
José María López Lledín era el verdadero nombre del Caballero de París, un personaje real que llegó a Cuba procedente de Galicia a principios del siglo XX, tuvo varios oficios como empleado en una llibreria, tienda de flores, oficina de abogados, y como sirviente en los restaurantes de los hoteles Sevilla, Telégrafo, Inglaterra y Saratoga.

Luego de perder el juicio y alrededor de los años 50 comenzó a diambular por las calles con su traje y capa negra, su barba y pelo desgreñado, una carpeta con papeles y una bolsa con sus objetos personales. Saludaba a todos, discutía sobre religión, política, filosofía y eventos del dia, podía encontrarse en el lugar más inesperado, como la Plaza de Armas, el Parque Central, el Paseo del Prado, la Avenida del Puerto, en la esquina de 23 y 12, o en las cercanías de la Iglesia de San Francisco de Paula.
La Estatua del Caballero de París es una de las tantas obras realizadas por su autor como son la de John Lennon, la Madre Teresa de Calcuta, el Benny More del Paseo del Prado de Cienfuegos o Julio Antonio Mella de la Universidad de Ciencias Informáticas.
A pocos pasos se encuentra la Casa Estudio de Carmen Montilla, los hoteles San Felipe, Los Frailes y el Hostal Valencia, el Café del Oriente y La Lonja del Comercio entre otros.

3/5 - (2 votos)

Leave a Review

39 Compartir
Compartir39
Twittear
WhatsApp
Telegram
Pin