Avenida de los Presidentes

Una de las arterias de la Capital de Cuba más bellas y céntricas, tambien conocida como la calle G de El Vedado, cuenta con monumentos y bustos de presidentes.

La Avenida de los Presidentes es una de las arterias de la Capital de Cuba más bellas y céntricas. Lleva ese nombre honrando a los presidentes que gobernaron a partir de la independencia de Cuba del colonialismo español. Todos la conocen como calle G por ser la que corresponde por el orden alfabético, en esa zona de El Vedado. Comienza en el litoral y culmina en la Avenida Salvador Allende, también conocida como Carlos III, enlazándose a partir de ahí con la Avenida de la Independencia o Rancho Boyero.

La Avenida de los Presidentes cuenta con importantes monumentos dedicados a presidentes cubanos y latinoamericanos. Al comienzo del Malecón habanero aparece el Monumento a Calixto García Iñiguez donde el Mayor General se muestra sobre su caballo mirando al mar, el Monumento a José Miguel Gómez, es uno de los más suntuosos, está situado en la calle 29. En otros espacios aparecen monumentos como el de Simón Bolivar y el de Benito Juarez y los bustos de Bartolomé Masó Omar Torrijo, Abraham Lincoln y Salvador Allende, además de uno que fue destruido en el año 1959 del que solo quedan los zapatos que fue el de Tomás Estrada Palma.

Una gran explanada de aproximadamente cinco metros de ancho separan las tres vías que conforman La Avenida de los Presidentes. Estos espacios están adornados con parques, jardines, escaleras, farolas, césped, bancos de hierro y madera donde los árboles están recortados todos iguales en forma circular.

Está interceptada por la Calle Línea y la calle 23. A ambos lados se encuentran en sus cercanías importantes centros culturales, recreativos y turísticos como son la Casa de Las Américas, el Hotel Presidente, La Alianza Francesa, el Cine Riviera, el Museo de la Danza, el Castillo del Príncipe, y la Quinta de los Molinos.

Leave a Review

Your email address will not be published. Required fields are marked *