Nueva planta en Cuba para la confección de mascarillas e hisopos

confeccion de mascarillas e hisopos cuba

Así es la nueva planta de insumos médicos que confecciona mascarillas e hisopos para hacer frente a la COVID- 19 en Cuba.

La Nueva planta de insumos médicos en Cuba destinada a la confección de mascarillas e hisopos para hacer frente a la pandemia del COVID-19 ya está en funcionamiento.

La instalación, que cuenta ya con una producción de 40 mil hisopos y 16 mil mascarillas en una misma jornada de 24 horas fue oficialmente inaugurada el pasado 3 de junio del presente año.

¿Cómo surge la Nueva planta de insumos médicos para la confección de mascarillas e hisopos en Cuba?

Hace solo unos meses atrás, en la planta que hoy se destina a la creación de insumos médicos en el Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO) se situaba el bioterio de dicha instalación, sitio éste en el que se alojaban animales empleados con fines científicos y de investigación.

Sin embargo, muchas de las estructuras que conformaban el lugar, ya estaban en desuso y con evidentes necesidades de reparación y modificación.

Las condiciones constructivas eran pésimas y el estado del lugar había llegado al punto del abandono y la depauperación, según refirió el director de Producción del CNEURO Antonio Fernández Mastrapa.

No obstante, en esos momentos ya se contaba con un proyecto aún no concretado que se proponía la recuperación y reutilización de dichos espacios para la creación de un bioterio nuevo que garantizara numerosos servicios y prestaciones.

Pero con la llegada de la COVID-19, y las altas demandas que trajo consigo en cuestiones humanas y de salud, comenzaron a surgir las tareas y acciones con algunos organismos internacionales de modo que la isla pudiera comenzar la obtención del equipamiento necesario para la confección de sus propios medios de protección frente al tan temido virus.

Sin embargo, dichos equipos demandaban su ubicación e instalación cumpliendo ciertas exigencias técnicas, razón ésta por la que fue decidido emplear para este fin las instalaciones del bioterio.

Desde el pasado mes de octubre del 2020 la idea fue materializada en un proyecto definido, y ya para el próximo mes comenzaban a concretarse iniciando la labor constructiva del lugar.

En este sentido Fernández Mastrapa resaltó que en dicha labor fueron notorias las intervenciones de organismos estatales como algunas empresas de la construcción y servicios, Comunales, Aguas en la Habana, cooperativas agropecuarias y no menos importante la asistencia del Gobierno en la provincia.

Así mismo el Director declara que los animales han sido resguardados ahora mismo en el Centro Nacional para la Producción de Animales de Laboratorio CENPALAB.

¿Cómo funciona la nueva planta se insumos médicos en Cuba?

Operadas por un personal joven pero altamente calificado, ya comienzan las nuevas maquinarias la producción de mascarillas e hisopos para hacer frente a la COVID -19 en Cuba.

Su personal cumple a cabalidad las estrictas medidas de seguridad que demanda la instalación, y que no dejan ver los cuerpos y rostros de quienes laboran en esta constante tarea por estar cubiertos con mascarillas, guantes, batas y botas de tela que garantizan su constante resguardo.

El sistema de maquinarias logra la confección de 40 mascarillas por minuto, con lo cual se producen al día entre 14 mil y 16 mil unidades de este tipo de insumos.

El proceso para la elaboración de las mascarillas cuenta con tres partes fundamentales: la primera maquinaria se encarga de fabricar la mascarilla que estando a su máxima capacidad puede lograr un total de entre 100 y 150 mascarillas por minuto.

El segundo paso es el encargado de enlazar las mascarillas con las ligas elásticas que permiten su sostén. En este sentido se reiteró que estando a una baja capacidad de la maquinaria, ésta puede enlazar las ligas de unas 40 mascarillas por minutos.

La tercera máquina se encarga del empaquetamiento ubicando 5 mascarillas por paquete.

Ante estas cifras que demuestran las diferencias productivas entre las partes del proceso, Fernández Mastrapa reiteró que la unidad ha tenido que hacer algunos reajustes en la producción, de forma que se puedan evitar los “cuellos de botella”.

No obstante, recalcó que la prioridad del Centro es lograr cubrir la alta demanda de mascarillas, por lo que se planifica la compra de otra maquinaria para acelerar la segunda fase del proceso y con ello incrementar la producción.

Reitera además que el proceso completo fue iniciado hace apenas unas semanas, por lo que aun los equipos se someten a pruebas de carga que permitirán posteriormente explotar su capacidad productiva.

La adquisición de las maquinarias fue posible gracias a la gestión lograda por un proyecto cubano cofinanciado con la Unión Europea que tiene como objetivo incrementar las medidas de protección contra la COVID-19.

En este sentido se obtuvo además un aporte a las capacidades del taller que produce los moldes, y se prevé para los próximos meses el ensamblaje de una nueva maquinaria de inyección de plástico que le permita al Centro crear también sus propias gafas de protección.

De conjunto con todos los equipamientos técnicos fue obtenida también la materia prima requerida. Esta última fue solicitada en cantidades suficientes para producir las mascarillas necesarias que permitan evaluar el rendimiento del proceso.

No obstante, ya se trabaja en las concertaciones pertinentes para la adquisición de telas, filtros, alambres, gomas y todo recurso necesario para no detener la producción del insumo.

¿Cómo funciona el taller destinado a la producción de hisopos en la nueva planta?

Previo a la aparición de la COVID-19, el taller del Centro de Neurociencias de Cuba estaba destinado a la fabricación de dispositivos y prótesis auditivas.

Sin embargo, la jefa de la planta de insumos médicos del Centro Yamil Rosales Hernández reiteró que ante el incremento de casos positivos al virus en la isla y la necesidad cada vez mayor de realizar pruebas de PCR, el personal del taller se ha visto en la necesidad de asumir nuevos roles.

Es así que desde el pasado mes de septiembre del 2020, el taller garantizaba alrededor de 10 mil hisopos diarios confeccionados prácticamente de forma manual y con una distribución en jornadas diurnas y nocturnas.

Sin embargo, la jefa de planta reiteró que gracias al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, fue obtenida la maquinaria de hisopos tanto para uso general como para las pruebas de PCR.

En este sentido enfatiza que a diferencia de las mascarillas, la materia prima para la elaboración de hisopos es de producción nacional, lo que garantiza la sostenibilidad de su producción y la disminución de importaciones.

El taller es capaz de producir unos 120 mil estuches de hisopos diariamente, sin embargo, la realización del proceso de empaquetamiento de forma manual por no contar con la maquinaria destinada a este fin, reduce la producción a unos 20 mil diarios.

No obstante, desde sus comienzos el pasado mes de marzo del 2020 la planta ha logrado entregar al Ministerio de Salud Publica en la isla aproximadamente 1 750 000 hisopos para uso general y para pruebas de PCR.

 ¿Cómo son las mascarillas e hisopos hechos en Cuba para combatir la crisis contra el COVID-19?

Las mascarillas cubanas tienen una apariencia análoga a las del comercio internacional. Se estructuran con tres capas distribuidas de la siguiente manera: la capa interna de color blanco, la capa externa de color azul y un filtro intermedio encargado proteger ante la contaminación del virus.

La confección de hisopos, específicamente el empleado en la realización de pruebas de PCR, se compone de una hebra de poliéster que se acopla en un bastoncillo de polietileno, ambos productos originados en la isla.

También se componen de un papel grado médico encargado de proteger el insumo ya esterilizado durante su transportación. De este modo se confeccionan estuches con dos hisopos en su interior.

Se enfatiza que el personal que labora en la creación de estos insumos tiene la experiencia necesaria en la creación y producción de medios de protección y que cada uno de estos insumos se somete a un exigente y riguroso proceso de esterilización y calidad, en aras de hacer cumplir los objetivos para los que han sido creados y no decepcionar a los futuros beneficiarios.

¿Cuáles son los próximos objetivos de la nueva planta de insumos médicos en el Centro de Neurociencias?

Para la posible utilización de los hisopos en la aplicación de pruebas de PCR, estos deben ser sometidos a un riguroso proceso de esterilización que actualmente se lleva a cabo en casi todo el mundo con óxido de etileno.

En Cuba, el proceso se ejecuta en la Empresa de Suministros Médicos (ENSUME) hasta tanto sea posible la creación una planta destinada a estos fines en el Centro.

En este sentido Fernández Mastrapa resaltó que ya fueron comenzadas las negociaciones pertinentes para el ensamblaje de la misma que se espera pueda comenzar para los últimos meses del año.

Reitera que la idea preliminar es situar la planta a continuación del taller de producción de hisopos para que ambos sitios puedan estar interconectados y de este modo facilitar y aligerar todo el proceso.

La planta estaría compuesta por tres partes: una parte inicial destinada al pree-acondicionamiento, una segunda instancia equipada con las dos cámaras destinadas a la esterilización y los medios auxiliares que permitan tanto la alimentación de óxido de etileno como la depuración de los gases, y finalmente una tercera parte encaminada a la aireación, en la cual el insumo ya desinfectado terminaría de expulsar los posibles residuos que pueda contener aun en el interior.

El director de producción del CNEURO Antonio Fernández Mastrapa resaltó que la materialización y ejecución de este proyecto traería consigo innumerables beneficios, ya que no solo se lograría un incremento en la producción de hisopos, sino que también ofrecería la posibilidad de esterilizar a bajas temperaturas otros insumos médicos y dispositivos que se requieren en otros quehaceres e instituciones de Salud en la isla.

fabrica de mascarillas cuba

planta de mascarillas y hisopos cuba

imágenes granma