Lectura CEE

aplicacion Lectura CEE

Se comenzará a implementar en La Habana la aplicación Lectura CEE para calcular el consumo eléctrico.

La nueva aplicación cubana Lectura CEE que permite leer el consumo eléctrico estará disponible en La Habana a partir del 25 de mayo próximo.

Aunque comenzará a utilizarse en La Habana, específicamente en los municipios de Boyeros, 10 de octubre y Arroyo Naranjo, esta aplicación ya se ha usado en otras provincias.

Su creador, Senly Martín Gerónimo de la provincia de Sancti Spíritus, donde se implantó por primera vez, especifica que solo es compatible con el sistema operativo Android.

¿Quiénes pueden usar la aplicación cubana Lectura CEE?

Según dio a conocer su propio creador, esta aplicación para la lectura de contadores solo podrá ser utilizada por trabajadores de la Unión Eléctrica (UNE).

Esto se debe a que para su adecuada implementación es necesario el uso de la base de datos de la empresa, de la cual obtiene toda la información necesaria y se puede detectar cualquier anomalía del servicio durante la lectura.

¿Cómo funciona Lectura CEE?

Lectura CEE permite calcular la energía consumida en kWh y el importe a cobrar del mes perteneciente a la lectura, una vez que se introducen los datos de la misma y estos a su vez se introducen en el folio del cliente en cuestión.

De esta forma mejora la eficacia de la gestión, optimizando al mismo tiempo el servicio de lectura de los contadores en los hogares cubanos.

Una vez que la aplicación realice los cálculos, toda esa información almacenada es descargada en las Oficinas Comerciales de la UNE para proceder a la facturación.

La aplicación guarda las coordenadas de cada lectura, así cuando los lectores hagan rotaciones pueden conocer las posiciones geográficas de cada cliente o consumidor.

Asimismo, la implantación de esta aplicación permitirá archivar fotografías que podrán ser utilizadas en futuras investigaciones, aseguró se creador.

Por otra parte, reduce los costos por parte de la empresa al no utilizar más los PDA, que no son más que los ordenadores de bolsillo que se usaban desde siempre para las lecturas de contadores.

Leave a Review

Your email address will not be published. Required fields are marked *