Heladería Coppelia

La Heladería Coppelia nace en el año 1966 en el corazón de El Vedado, es una majestuosa instalación que conforma una manzana en la que se yergue una construcción en forma de araña de hormigón armado entre una vegetación tupida de frondosos árboles y jardines. Sitio obligado de todos los que circula por la Rampa, lugar más popular de la Ciudad de La Habana. Su nombre fue tomado del personaje de la obra del ballet clásico.

Está compuesto por cinco espacios pequeños, en el centro una gran concha dividida en tres partes y un piso en los altos separado por secciones. También presenta otros pequeños espacios para la venta en los alrededores. El edificio central está construido de hormigón armado y piezas prefabricadas, un techo circular y un lucernario de cristal con colores diversos. El diámetro de cada piso de los salones superiores es de doce metros.

La Heladería Coppelia representa un símbolo a las más de cinco generaciones de habaneros y cubanos en general que acuden a degustar un cremoso helado en un ambiente fresco y natural. Su creador fue el arquitecto Mario Girona que junto a otros talentosos constructores logaron levantar en seis meses a tiempo completo este hermoso lugar, que puede atender a más de mil personas simultáneamente.

La Heladería Coppelia es conocida popularmente como la Catedral del Helado, donde una variada gama de sabores y combinaciones hacen del lugar un agradable espacio al que no se puede dejar de volver. Con el paso del tiempo se construyeron instalaciones similares en otras ciudades del país como Varadero, Camagüey, Villa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Leave a Review

1 Shares
Share1
Tweet
Pin
WhatsApp